El Dream Team arrasa 105-78 a Argentina y ya está en semifinales

La selección de baloncesto de Estados Unidos terminó con el sueño de Argentina de lograr su pase a las semifinales, instancias en las que el Dream Team enfrentará a España, que previamente venció a Francia por 92-67.

crlE3Zw8

Argentina, campeón en Atenas 2004 después de superar precisamente en semifinales a Estados Unidos, planteó una dura batalla en el primer cuarto en el que llegó a estar con una diferencia de 10 tantos sobre los norteamericanos. Pero el Dream Team, el mejor equipo del mundo en esta disciplina, apretó el acelerador y no paró hasta quedarse 56-40 con el segundo cuarto. Las diferencias entre uno y otro equipo fueron evidentes y cada avance de Estados Unidos, especialmente con el máximo anotador con 27 tantos Kevin Durant, terminaba en un triple, o en el peor de los casos en un doble.

Argentina, con Manu Ginóbili, Andrés Nocioni, Luis Scola y Carlos Delfino participando tal vez en sus últimos Juegos Olímpicos, era todo lo contrario, sus avances generalmente terminaron rebotando en el tablero y perdiendo la posibilidad de encestar para descontar las diferencias. La abultada derrota no fue la mejor de las despedidas para el equipo sudamericano, pero los miles de argentinos que colmaron las tribunas del Carioca 1 le brindaron la mayor ovación por el buen papel en Rio 2016, pero más que nada en agradecimiento a las tantas satisfacciones recibidas de la “Generación Dorada”.

Después del partido, mientras los cantos de apoyo seguían retumbando en el estadio, Manu Ginóbili, con 39 años el símbolo de la “Generación Dorada”, se mostró emocionado después ante los micrófonos de los periodistas. “Uno nunca sabe qué final le hubiese gustado. Hubiese preferido retirarme con una medalla pero sabía que las chances eran pocas aunque con el correr de los partidos uno se fue ilusionando”, dijo Ginóbili.

“Sacando dos equipos, el resto no estaba tan lejos y hubo un cuádruple empate en el grupo que nos dejó jugando con Estados Unidos. Hubo un poco de desilusión porque realmente jugamos un gran campeonato. Ahora ya pasé el momento duro del final cuando el oficial me dio la pelota como recuerdo y no queda más que ponerme contento y no triste. Soy un afortunado porque a los 39 años contribuí con el equipo y jugué aceptablemente bien, fue una linda experiencia”, sostuvo Ginóbili.


(Fuente: Rio 2016)

También te puede interesar:

Medallero completo actualizado de los Juegos de Rio
Calendario y agenda de competiciones para hoy
Siga en directo los Juegos por TV online y gratuita

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección no será publicada.


*